fbpx

Consejos básicos para emprendedores de la salud

Si bien no existe una única forma de emprender ni una fórmula que garantice el éxito de los emprendedores, si hay una serie de aspectos que los emprendedores de la salud debería tener en cuenta antes de arrancar.

Hacer consulta particular es emprender. Abrir una clínica o crear una IPS es emprender, vender productos es emprender. Estas y muchas otras formas de emprender en la salud son posibles, existen. Sin embargo, la pregunta es ¿por dónde deben empezar los emprendedores de la salud? 

No hay un paso a paso específico ni unas instrucciones a seguir que digan claramente por donde se debe empezar para ser un emprendedor de la salud exitoso. Lo que sí existe son casos de éxito y muchos de fracaso que demuestran una serie de aspectos que todo emprendedor de la salud debería tener en cuenta antes de arrancar.

Acá tendremos en cuenta cuatro que, desde una revisión de otros sectores e industrias, deberías tener en cuenta para poner en marcha si planeas ser un emprendedor de la salud. 

Revisaremos la importancia que tiene conocer el mercado, lo importante que son las ventas en cualquier emprendimiento, la gestión y control que se debe llevar de los negocios, y el carácter, la personalidad y el sentimiento con el que se debe enfrentar el camino del emprendimiento en el sector de la salud.

Mercado: Encontrar la oportunidad en el sector de la salud

Anteriormente lo mencionamos: el sector de la salud ofrece diferentes oportunidades de ser un emprendedor exitoso. Desde el médico que hace consulta particular hasta el administrador que montó una clínica o vende productos para la calvicie, son emprendedores de la salud.

Lo importante es, independientemente del camino que se tome, identificar la oportunidad. Esta oportunidad se identifica básicamente desde el conocimiento del mercado al que se está entrando.

Para un emprendedor de la salud es importantísimo conocer, al derecho y al revés, el mercado al que está entrando. Es decir, debes saber qué está pasando, cuáles son las innovaciones, conocer la competencia, entender la regulación, identificar las posibles barreras de entrada, identificar posibles socios estratégicos, entre otros.

Por ejemplo, si eres pediatra y quieres emprender tu consulta particular, deberías saber más o menos cuánto cobran tus colegas, en qué zonas de la ciudad atienden, cómo atraen pacientes, y qué servicios diferenciales ofrecen.

¿Cómo puedes saber todo eso? En términos de negocio lo que necesitas es hacer un estudio de mercado. Sí, suena complejo y sofisticado, pero nada de eso. Un estudio de mercado no es nada distinto a una investigación.

Hoy en día Google ha facilitado esto enormemente. Así es que usando tu computador y tu celular puedes conseguir toda esa información necesaria para conocer cuál es tu mercado, identificar su comportamiento y conocer la oportunidad en donde puedas pararte como emprendedor de la salud y acercarte al éxito.

Vender, vender y vender: Necesario para los emprendimientos en el sector de la salud

Es necesario vender. Parece obvio pero a veces los emprendedores parecen perderlo de vista. 

Con esto no queremos decir que los emprendimientos en el sector de la salud no requieran un tiempo de maduración para consolidarse. A lo que vamos, es que por parte del emprendedor debe haber esa “obsesión” por vender. En términos de negocio: los emprendedores de la salud deben generar tracción en sus negocios lo más rápido posible.

En esa misma línea otro de los errores capitales, no solo de los emprendedores de la salud sino de los emprendedores en general, es que no tienen en cuenta los costos implícitos en las ventas.

Es decir, para vender productos o servicios el emprendedor de la salud debe invertir recursos, tanto de tiempo como plata, para alcanzar esas ventas que necesita para existir como negocio.

Por esto, en el caso de que quieras emprender vendiendo productos dermatológicos, por ejemplo, debes tener presente que para alcanzar las ventas que necesitas debes invertir recursos para llegar al objetivo. Seguramente vas a gastar tiempo pensando en una estrategia de mercadeo y plata pagándole a Instagram u otros canales para que muestre tus anuncios ¡Los productos no se venden por sí solos!

Administración y gestión para emprendedores de la salud

El subtítulo asusta, lo sabemos. Sin embargo, nada más alejado de la realidad: administrar un emprendimiento de la salud no puede dar miedo. Es necesario hacerlo. Como cualquier otro emprendimiento o negocio en la administración de recursos y la gestión de personas, está el éxito o el fracaso.

En caso de que seas un profesional de la salud quizá este apartado te de un poco más de miedo porque ni la universidad ni la vida te han preparado para ser un “administrador”. No hay nada que temer, por “administración y gestión” no queremos decir que tengas que ser un experto.

A lo que nos referimos es que desde el minuto uno debes saber cuánto estás gastando, cuánto estás recibiendo y cuánto te está quedando. Desde el inicio de tu emprendimiento, sea cual sea, debes ser un emprendedor de la salud que lleve sus cuentas. 

Lo ideal sería tener un modelo en excel que proyecte y demás. Pero no todos lo podemos tener. Lo que sí está al alcance de todos es llevar, organizadamente, esos números en papel y lápiz. Usando una calculadora rápidamente sabrás cómo va tu emprendimiento.

Por ejemplo, si eres un emprendedor de la salud que montó una clínica estética, es clave saber cuánto está pagando cada cliente, cuánto te gastaste en insumos y personal para atender a ese cliente y así saber si tu negocio está siendo rentable o no.

La inteligencia emocional lo es todo para emprender en el sector de la salud

Por último y quizás lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de emprender, es la inteligencia emocional con la que afrontas el camino del emprendimiento. 

Este camino es una constante comprobación de hipótesis. Por ende puede que salgan o no. Si salen maravilloso, si no, maravilloso. Son aprendizajes para aplicar en lo que sigue.

Es muy importante que seas resiliente ante los tropiezos propios de emprender y sobre todo aprender a convivir con la frustración mientras consigues los resultados que esperas.

Si tienes en cuenta los elementos que nombramos anteriormente, contarás con el piso para sobrepasar esa frustración. Es decir, si conoces tu mercado, llevas las cuentas de tu negocio con orden y al día, y estás enfocado en ganar tracción, probablemente tu hoja de ruta esté clara y así podrás superar todos los obstáculos.

¿Qué estás esperando para ser un emprendedor de la salud exitoso? Saca lápiz y papel, aterriza tu idea y arranca hoy mismo. 

SUSCRÍBETE
A NUESTRO BLOG

y recibe en tu email todas las novedades que Tueme tiene para ti.

ARTÍCULOS DESTACADOS

Tueme: el primer coworking médico de alquiler de consultorios por horas

Habilitaciones médicas: para qué son y cómo conseguirlas

Estas son las cuentas que debes hacer para tener un consultorio médico

¿Cuánto cuesta tener un consultorio? Las cuentas que debes hacer para abrir uno propio

¿Cómo te puede ayudar un coworking médico en tu carrera profesional?

¿Cuánto vale tener un consultorio?

Abrir Chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 Si estás buscando información sobre el alquiler de consultorios por hora ¡Escríbenos!

Esta linea NO es para pacientes.